También festejamos en dos idiomas

Ayer celebramos Sinterklaas, una de mis tradiciones holandesas favoritas. La leyenda cuenta que el Santo viene desde España en barco a celebrar su cumpleaños con los niños, junto con sus divertidos ayudantes y su precioso caballo blanco va repartiendo regalos para los pequeños y no tan pequeños.

El hecho de que el buen hombre venga de mi país lo hace aún más entrañable, aunque al principio me costó dejar aparte las imprecisiones históricas acerca del personaje y la lógica comparación con mis queridos Reyes Magos, lo reconozco.

Vivir y trabajar en un ambiente multicultural te demuestra que si deseas que los niños aprendan varias lenguas hay que darle a ambos idiomas todo el soporte posible y todo comienza por el respeto a su “otra mitad”, por el deseo de compartir sus costumbres y disfrutar usando unos “códigos” que no son los tuyos… ¿No es realmente eso lo que esperamos de ellos al enseñarles nuestra lengua materna?

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Hola!

Soy Montserrat Vidal

Psicóloga en Holanda especializada en lenguaje y bilingüismo. Mis herramientas de trabajo son el conocimiento teórico y la experiencia.

Suscríbete gratis

Recibe gratis contenido de valor.

¡Me apunto!

Share via
Copy link
Powered by Social Snap